I still don’t know who I am… let’s say a public archaeologist trying to work in Spain.

Day 543

Howdy! Remember last year’s post? Well, here I am… still with my thesis.

I write today because tomorrow I will have no internet. I am going to the village due to a terrible need to sleep well for a couple of nights (it’s hotter than last year, although my neighbor might be broke and at least I don’t have to stand 24/7 with AC over my head), and I have the feeling my day is not very different from last year’s, or is it?

6:07 – I am awake, looking at the time on my phone. Not really sleepy, but definitely tired. A couple of minutes later I wake up. I am not in the mood to work that early, so I have breakfast and watch a chapter of Vice Principals, a new HBO show that is quite fun. After finishing the most recent season of Orange is the New Black yesterday I was a bit down and needed a comedy.

7:15 – I already read newspapers and even checked Facebook… I remember #Dayofarch so it might be time to start recording my day.

8:45 – Alarm sounds, which means I have to run meet a friend for some training. I put on 5 kilos after three months doing no exercise due to traveling and a nose surgery that had me in the sofa for three weeks. Three is a magical number, why didn’t I get only 3 kilos?

10:45 – Showered and ready to start… I am going to the university for a bit to bring some stuff and maybe this is something I can talk about.

  • The Research Group on Cultural Heritage Management (GPC), that we just rebooted with a new image and a better communication strategy to show the work we are doing. You can follow us on Twitter @gpcultural or like our Facebook page and the blog. The web is still under development, but will soon be available too.

GPC

  • The 3rd International Conference on Best Practices in World Heritage. After the huge success of last year’s second edition, we (from the group) are up to a new one on 2018 and we started to plan it. Last year it was about people and communities and we tried to give meaning to the concept of participation (see the proceedings). Now we have to move ahead again, so keep an eye on us… Again Twitter @CongresoBPPM plus Facebook and blog, with a new web under development.

FlyerMenorca2018

12:00 – I’m back home. Have the laundry going on and maybe I should clean up a bit… Before that I answer some emails and work a little on the journal (AP: Online Journal in Public Archaeology, check out the Special Volume we just published) as some texts and reviews are coming and we need to move on with the editorial process.

I have to take a train this afternoon, so lets make a small exercise of imagination to figure out the future:

13:00 – Laundry and cleaning: done… so let’s have some lunch. I feel like a bit of gazpacho and some fish.

15:00 – I have watched a couple of episodes of the show Preacher to be up to date with it. My suitcase is ready and I will start walking to the train station.

16:00 – The train is moving, on time as always… It was half the price of the normal one and takes half of the time to get me to Salamanca, so it is quite a good deal.

17:30 – My parents are waiting for me in Salamanca. We go shopping, because I will stay there for a week to try write better (due to my sleeping issues with the heat in Madrid).

20:00 – We are home in the village and I will see my new summer office… All set up!

21:00 – Dinner and… yeah, I need to sleep. Have a great Day of Archaeology tomorrow!

JAS Arqueología

A day drawn in my… life

It is 18:53 when I start writing this year… First moment I can actually stop for a bit and do something else. I have been procrastinating a bit this morning, I recognize it. Once I started seeing all these posts popping up my timeline I couldn’t resist. But today my life is not about the day of Archaeology like last year… unfortunately I have another enterprise to go for. Well, two of them.

My day started at 7:13 with the noise of the air conditioning machine of my neighbor running as always. I have the feeling he pays alone for one full salary in the electricity company… 24/7 AC running during the summer. Light was already too much to fall asleep again, so I woke up and went for a short run. It was already 25º outside. Now it is 33º (we are lucky today). Cereals for breakfast, toilet routine (yes, archaeologists also poop if you ever doubted it), and time to start working.

What am I doing now? A f****** PhD. I really hate some moments of my life lately. Basically those when I am writing the thesis. I love the topic, I even like what I write, but when you have a sword over your head you don’t enjoy it at all. The sword, a deadline. The deadline, November. Today is the 173rd day since I started writing —you can follow it in Instagram. Work does not let me write that much, so I really don’t know how many of these days I actually used for the PhD. Not many.

Some Instagram pictures of my PhD diary

Some Instagram pictures of my PhD diary

Actually, at noon I went to pick up a book in the print. One of the activities I do in my company (JAS Arqueología) is the editorial and this month I have had a lot of work. The book is the Spanish edition of Archaeology and the senses, by Yannis Hamilakis. A year and a half to finish it… but worth. After lifting 9 boxes of books, preparing some mailing for the distributors and all that, it was already lunchtime.

Front cover of the Spanish edition of Yannis Hamilakis book; Archaeology and the senses

Front cover of the Spanish edition of Yannis Hamilakis book; Archaeology and the senses

I guess you don’t need to know what I ate… but gazpacho is a great fresh soup for the summer… And thanks to the energy it provides, I managed to finish (like really finish) one chapter of my thesis right now! Yeah! So now, maybe some dinner and more PhD? I love my life lately, did I say it? And well, I guess the life of an archaeologist is not always fun in the field, or fun in the lab, or fun at all 😉

My screen... with Annex 1 of the PhD thesis

My screen… with Annex 1 of the PhD thesis


Overloaded… o de cómo no pasar el día

Mi English Breakfast favorito en el 'Double Six' de Euston...

Mi English Breakfast favorito en el ‘Double Six’ de Euston…

Hace una semana estaba en mitad de mi viaje express de 36 horas a Londres para participar en un interesante seminario sobre política, identidad, crisis y patrimonio en UCL.  Hacía cinco años que no pisaba la capital británica y tuve que recuperar en un par de horas mis rincones (físicos, gastronómicos y mentales) de la ciudad. Curiosamente coincidí con la lectura de tesis de Lorna (otra de las compañeras del DoA) aunque al final… no la vi.

El caso es que ya ha pasado una semana aunque mi cabeza (y mi estómago) siga pensando en ese desayuno. Llevo unos días de locos, con un peso sobre la cabeza que por fin me he podido quitar esta mañana al descubrir que ya he cobrado unas deudas importantes y puedo pagar las mías. No veáis qué descanso, pero claro… nada más cobrar me ha tocado pagar.

Entre otras cosas, he tenido que pagar los derechos de la próxima adquisición de mi editorial, el libro de Laurent Olivier Le sombre abisme du temps. Un ensayo genial sobre el sentido y la práctica de la arqueología que debería estar en las mesillas de todos los arqueólogos y que pronto podrá estar en castellano en las de los arqueólogos hispanohablantes (toma publicidad).

El caso es que son las 12:00, llevo media mañana contestando correos, activando usuarios, corrigiendo textos… y trabajando. Me voy a un concurso de tartas y luego sigo 🙂

***

La tarta

La tarta que iban a reproducir por el 50 aniversario de La Paz. Esta original era más bonita, he de decir…

Este año la cosa va de comida. Esta es la tarta que iba a ver en grande, pero resulta que la reproducción que han hecho era un poco fea y prefiero sacar la original. Y ¿qué hace un arqueólogo en un concurso de tartas de un hospital? Pues básicamente apoyar a mis ex-compañeros, porque hace un año escribía desde allí y la verdad es que la tarta les había quedado muy bien (sabía aún mejor).

Después del concurso he aprovechado para editar media docena más de entradas y bajar a la gestoría, porque estamos a principios de julio y toca cerrar trimestre. La maravillosa vida del empresario… Vivirán aventuras decían.

Pasó la hora de comer, de editar otra docena de entradas y de seguir trabajando, esta vez para adelantar un poco la traducción del libro de Yannis Hamilakis, Archaeology and the Senses, que también editaremos en castellano. Pero no penséis que todo es traerse libros, porque este verano saldrá incluso el guión de la aclamada serie Amor Estratigráfico de Juani García, y que podéis ver compilada completa en mi blog de series (más publicidad) y pronto en más medios.

En fin, no creo que el día de mucho más de si con la avalancha de entradas que nos está llegando… como mucho tendré que salir a correr por la noche para quemar tanta comida (que entrando por los ojos también engorda jeje). ¡Feliz Día de la Arqueología!

Mis nuevas zapatillas, estrenadas el pasado domingo

Mis nuevas zapatillas, estrenadas el pasado domingo

 

Let’s start the day with good news

Starting my #dayofarch with good news :)

Starting my #dayofarch with good news 🙂

This year I will start my #dayofarch posts in English… I don’t feel like writing in Spanish right now (maybe has to do with the editing and my PhD thesis). As usual, my days are archaeologically boring, but I do have a life beyond archaeology and today my only link is this site.

However… I am really happy because a client is finally paying me today his 9k debt and that means I can survive this summer and pay my own debts (at last). Is not that good news!

This brings me to the reality of Commercial Archaeology and how we have to deal with a lot of things, but specially payments. It is incredible how you can pass from having nothing to having everything and viceversa in a matter of minutes. The market is not always about archaeology. We can enjoy more or less our job in the field or the lab, but at the end of the month we have to pay our bills and salaries and there is where it gets complicated. Last weeks have been difficult for me with this debt. In the moment I come back from a cake presentation I must attend (you will hear and see soon about it!), I will have to start paying my pending debts and setting things back to normal. Editing posts for the DoA will not be my main duty today apparently.

My first #dayofarch from inside (Epilogue)

I have been posting in Spanish the whole day… The past couple of years I did in English, but thought it would be interested to engage more people in other languages and so, I got engaged by the day. This is how I ended up as part of the team this year, trying to find new contributors from other corners of the world. I’m not sure if I succeeded, but I can see many posts in Spanish, even some in French, and people from very different parts of the world (would swear from the 5 continents). Next week we will analyze the results and evaluate 2013 Day. Meanwhile, we have to continue working.

Thanks to the Day this is the first time I actually do something… Although it has been mostly for the Day. Now is after midnight, still posts to moderate and I’m dying to play the new English Heritage Monopoly (which I received last week).

EH_Monopoly

My new English Heritage Monopoly

Tomorrow I will continue with an eye on the Day and the other one in my ‘normal’ archaeology job… editing. Still the new number of AP Journal needs to be out soon, but also a new book. No time to get bored.

 

Mi primer #dayofarch desde dentro (Parte III)

Ahora es cuando empieza el estrés. Todo el mundo escribiendo de golpe y yo montando un video para otro post…

17:00-18:00

Ni me he enterado de esta hora, editando entradas y tratando de abrir el iMovie para preparar un video que quiero usar esta tarde (sorpresa). El caso es que no me ha dado tiempo ni a beber un vaso de agua. Parece que la hora punta va llegando y con ella las conexiones en directo.

18:00-20:00

Conectan desde Carnota, parece que va lento, pero es mi conexión. Enseguida se oye bien. ¡Están hablando en inglés! Así se enteran los que les hayan escuchado… Me refiero a los compañeros de Castro Mallou (proyecto Torre dos Mouros). Voy a por un zumo, necesito azúcar. No se ha terminado la conexión y ya hace rato que no atiendo mientras intento comunicarme con el segundo directo y seguir editando mi video. Llegan las siete y conectamos con PAEJ desde la necrópolis de Peñaflor. Nos enseñan el yacimiento y nos presentan al equipo. Yo sigo con el oído en Infantes y la vista en Sheller Down II (ups, se me escapó).

Foto3

Llegan las 20:00 y me tengo que ir a cenar. He terminado el video y pronto tendré que escribir una entrada nueva…

20:00-22:00

Ceno, el móvil no deja de pitar. Nuevos mensajes, el whatsapp a tope. Y me entero de que he recibido una carta de S.M. la Reina. Hace unas semanas le envíe El Hallazgo por correo para que lo leyera. ¿Lo leerá? Igual me escribe en unos días diciendo que le ha gustado. Voy a llamar a Lancaster Williams a ver qué opina él.

Un día de campo (Colombia)

PROYECTO DE TESIS DE PREGRADO

Manuel Lozano Varela (Universidad de Externado)

Análisis de subsistencia y selección de recursos en Punta de Pájaro, un posible yacimiento del Formativo temprano: Ciénaga de Guájaro, Atlántico

Faltan 10 minutos para las 6:00 am, despierto en una hamaca y pienso al igual que días 1anteriores que soy privilegiado al poder estar viviendo un sueño y aún más que este sea mi futuro, ya que es la profesión que escogí. No soy médico, ni arquitecto, ni piloto de Fórmula Uno, ni futbolista del Liverpool de Inglaterra, soy Arqueólogo y aunque el 90% de las personas que he tratado en mi vida no supieran que significaba ser arqueólogo de mi boca lograron enterarse que soy feliz, que viajo todos los días sin tener máquina del tiempo a lugares que habitó el hombre en diversas temporalidades.

Retornando a la primera línea de este escrito y la hamaca, me encuentro a más o menos 1000 km de Bogotá, la capital de Colombia, y un tanto más de mi hogar. Llevo 20 días viviendo en una población de pescadores (Aguada de Pablo – Departamento del Atlántico, Colombia) e intento arrancarle algunas verdades a un suelo lleno de arena y cantos rodados, sobre todo quiero saber qué animales hacían parte de las dieta de grupos humanos hace más o menos 5000 años, saber sobre preferencias de consumo y los hábitats que estaban siendo visitados para capturar las presas. Hasta el momento intuyo que eran hábitats de Ciénaga, Bosques de Galería, zonas de Sabana con un clima semi húmedo y una temperatura promedio de 35°C, que hacia el mediodía se eleva a los 40°C.

2

6:15, después de algunas meditaciones y la habitual pereza de las mañanas me dirijo hacia mi ducha, que se compone de dos cubetas llenas de agua y una taza, tengo todo el patio para bañarme y creo que nunca me había sentido tan libre. Después del primer refrescante baño del día me visto, recojo mi equipo y me dirijo a desayunar. Me doy el lujo de desayunar con pescado que no lleva más de un par de horas fuera del agua y su sabor es inigualable, en ningún restaurante de donde vivo he probado mejor pescado. Con la primer comida del día en mi estómago y saliendo de la casa de la familia de Dayro, quien es mi maño derecha y un nativo del pueblo con amplia experiencia en diferentes proyectos arqueológicos en la zona, comienza en verdad la jornada de trabajo. Estamos a más o menos 20 min, lo que serían kilómetro y medio del sitio arqueológico Punta de Pájaro, razón por  la cual estoy tan feliz y tan lejos de casa. No caminamos solos, nos acompañan Luis Fernando, Mauricio, Fabián y Nayith, un grupo de amigos bastante peculiar y el cual me adoptó muy amistosamente a mi llegada. Además de ser buena compañía son excelentes buscando huesos en el cernidor y por ello son las nuevas contrataciones de mi primer equipo de trabajo en campo. No pude haber obtenido mejores amigos y compañeros para un largo día.

3

La mañana transcurre entre vallenatos, risas, fragmentos de cerámica, algunas lascas y abundantes restos de fauna, entre la que identifico de manera preliminar, gran cantidad de peces, dos especies de tortuga, roedores y posiblemente venados. A escasos metros se ve pasar también la jornada de trabajo de los pescadores de la zona, se mueven al ritmo del viento con sus velas hinchadas y con algún botín expresado en unos cuantos kilos de buen pescado. Al verlos navegar hábilmente y poner sus trampas imagino que las personas que habitaron el lugar que excavo seguramente no tenían un día muy diferente, y que los peces al ser un recurso constante serian bastante importantes. Aun con todos los cambios en el entorno, la pérdida del bosque y la contaminación actual,  la vista, la brisa y el alimento debieron ser las condiciones más afables para vivir y para el favorable desarrollo de las relaciones sociales.

Seis horas han transcurrido desde mi despertar, entre algunas divagaciones, observaciones y buena música caribeña, el estómago comienza a rugir como un león. 20 días almorzando exactamente al medio día crean hábito o lo crean. Se hace el break del almuerzo el cual se encuentra caliente ya que Diógenes, el hermano de Dayro, o algunas veces Rafa, integrante del grupo de amigos, lo ha traído en moto hace pocos minutos. Se empiezan a ver algunas nubes en el horizonte amenazando con hacer del final de la tarde una experiencia bastante húmeda, y aunque en días anteriores descansábamos más de una hora en el almuerzo, ahora con el tiempo respirando sobre mi nuca no son más de 20 minutos. Los muchachos no hacen caso de las nubes y siguen mi ritmo ya que se  ha creado más que un vínculo laboral, uno personal, y me ayudan a poder cumplir mi meta.

No me quedan más de 10 días de trabajo, al bajar centímetro tras centímetro el material comienza a escasear, aparecen algunas cuentas de collar que hacen del día más productivo y más particular para los muchachos.

Ellos muchas veces no entendían que el tesoro para mí en esa excavación estaba representado por cada hueso sin importar el tamaño, y no en algún metal precioso. Ante cada hallazgo de un fragmento cerámico con la representación de un animal, un fragmento considerable de caparazón de tortuga o una mandíbula de roedor me deleito escuchando las explicaciones de mi equipo de trabajo, y siento que a pesar de no estar generando miles de empleos o presentando el proyecto ante multitudes, creo conciencia, llego de cierta manera a las personas y las empapo del deseo de buscar una explicación de la eterna relación del hombre con la naturaleza.

4

Mi primer #dayofarch desde dentro (Parte II)

La cosa está tranquila. Aún no se debe haber despertado la mayoría de la gente y llevamos más de una centena de entradas. Supongo que la hora punta llegará esta tarde. El jefe me ha pillado con esto, pero no le importa mucho siempre que le haga lo que le tengo que hacer, en este caso, estadísticas. Este verano estoy aprendiendo a hacer sintaxis para el SPSS y es una gozada. Además, muy útil para la arqueología y, en especial, para mi trabajo. Sigo diseñando encuestas y para el análisis me viene muy bien.

12:00-14:00

Mañana sin sobresaltos. Correo por aquí, tuit por allá, post por el otro lado. Sin prisas pero sin pausas va pasando la mañana. El trabajo me lo quito de encima en un momento. Creo que me voy a comer…

foto2

14:00-17:00

La comida del hospital es mala, pero hoy no puedo bajar a casa porque a las 15:00 tengo un curso de Lengua de Signos Española. Una de las primeras cosas que aprendí a decir es: arqueología. Mi signo, el ‘nombre’ que se dan los sordos entre ellos, es un derivado de esa palabra, porque lo que me define, sobre todo en un hospital, es mi condición de arqueólogo.

La clase ha terminado y he aprendido algunas palabras nuevas, pero toca seguir con el #dayofarch

[Continuará…]

Mi primer #dayofarch desde dentro (Parte I)

#dayofarch

Desde el primer año quise participar en el Day of Archaeology. Por desgracia, mi veranos no suelen ser muy atractivos y termino contando mis penurias. El año pasado comenzamos a publicar algunas entradas en castellano y este año me encargo de gestionarlas. ¡Ya tengo trabajo para hoy! Pero la verdad es que el día me da para más…

¿Qué hace un arqueólogo como tú en un hospital como este?

Los arqueólogos somos polivalentes y este año estoy trabajando en un sitio que nunca habría imaginado. Una fundación médica… Me han integrado en un proyecto sobre diabetes en el que me toca jugar con muertos, aunque sobre el papel, en vez de bajo tierra. Nunca pensé que esto me podría gustar, pero incluso estoy aprendiendo de estadística. Hoy me voy a dedicar buena parte del día a gestionar en #dayofarch.

 

la foto

Antecedentes

Este año ha sido movido debido a una nueva ley de patrimonio en la Comunidad de Madrid. Una ley horrible que, a pesar de todo el trabajo que hemos puesto en intentar mejorarla, ha sido aprobada tal cual. Sobre esto supongo que hablaré luego. Hoy el tema de actualidad sigue siendo el accidente de tren en Santiago de Compostela y tengo que dedicarle un minuto al recuerdo de las víctimas. Entre ellos, uno de los colaboradores de Materia, la agencia que intentarña cubrir en shock y en cuadro la vertiente española de este día.

07:00-08:00

Hora de levantarse. Ya empiezan las primeras entradas y estoy molido con el calor que hace. Me ducho, me visto y voy a casa de mis padres a buscar a mi madre. Me tiene preparado el desayuno. Hora de ir a trabajar.

08:00-10:00

Llego al trabajo y voy abriendo las ventanas para el Day of Archaeology. Muchos correos pendientes y poco tiempo para ir escribiendo. A las 8:30 empiezo la rehabilitación. Tengo fastidiado el hombro. Los achaques de la edad y de la arqueolgía. Masajes, ejercicios, microondas y vuelta a la oficina.

10:00-12:00

Estamos varios editando y aún no ha llegado la peor hora. Ya van como 100 entradas y creo que tengo tiempo para escribir la mía. Hoy creo que tengo cosas que contar…

[Continuará]