Arqueología

Monte Miravete project – 19th century Archaeology in Murcia (Spain).

Hi everybody,

Monte Miravete Project is a project based on the study of a 19th century forgotten remains. Nobody took a look at this site, where we have found more than 84 structures and 27 quarries of the mining in the region, which was important to the maintenance of the traditional lifestyles in the so-called La Huerta. Here we mix immaterial and material Heritage, and also the use of ethnographic data by the old people of the town of Torreagüera and the archaeological method of survey.

Prospección1

In addition to this, we have started a dissemination campaign, because we are carrying out the project under own our money, without more support than that given by Cajamurcia Foundation to the dissemination of the project.

To study these structures is essential to exploit the sporadic tourism in the area represented in the walkers and hikers, and also to protect the remains which are in high danger of disappearance.

Prospeccion2

To preserve the remains to show to the young people and local communities, and to recover the experiences of the old people who lived there is to create consciousness about the Past and the memory of past experiences. Last but not least, to create a new framework to develop projects of Contemporary Archaeology or Archaeology of Contemporary Past is very interesting in this project.

Prospeccion3

In our first campaign, this survey runs until the 20th of August. Come on!

Thank you!

José A. Mármol

Prospeccion4

Archaeo-drome project. Being teachers to be archaeologists!

Hi everybody,

It’s a pleasure to join Day of Archaeology 2016. Today I wish to share our project in Murcia (Spain), the Archaeodrome. This is a project based on the excavation of a site with teens, kids and people of the local communities, in order to engage young people in Archaeology labours. Also it is useful for us, young archaeologists without jobs, to be archaeologists but through being teachers.

We do this every summer, in July, in collaboration with the Murcia City Council, Cepaim foundation, and La Estación communitarian center, and also with our association Arqueología de Guardia.

JoseAMarmol(C)2016-3

This year 2016 an amount of 15 young people participated in the Archaeodrome excavation, as you can see in the pics. Further, it helps me to develop creative practices in the context of an archaeological excavation, thinking theoretical and practically in Creative Archaeology and the blurring of the frontiers between Art and Archaeology.

JoseAMarmol(C)2016-2

JoseAMarmol(C)2016-1

See you!

Best regards,

José A. Mármol


Forvm MMX a Cástulo (Linares, Jaén, España) – Día Internacional de la Arqueología

El equipo de excavación de FORVM MMX en Cástulo (Linares, Jaén), España

El equipo de excavación de FORVM MMX en Cástulo (derechos de autor Forvm MMX).

For an English version of this page, click here.

Años de trabajo, esfuerzo y dedicación han dado como fruto un proyecto que supera todas las expectativas y rebasa los límites de toda idea de excavación arqueológica clásica. El recién nacer de Cástulo es ya un hecho. La ciudad que en el pasado fue capital de la Oretania (región de la Península Ibérica), vuelve a estar viva.


Los muros de aquellos edificios que constituían la urbe, las salas que alojaban a su pueblo, comienzan a resurgir de su letargo. Los ciudadanos vuelven a ver Cástulo como espacio vivo, una ciudad en la que poder caminar por sus calles, un punto de encuentro, un lugar de confluencia para personas de diferentes culturas y nacionalidades donde compartir experiencias únicas e inolvidables.
El Conjunto Arqueológico de Cástulo comprende un total de 3.141 hectáreas, extendiéndose por los municipios de Linares, Lupión y Torreblascopedro. En el año 1972 pasó a formar parte del Estado y desde 1984 su gestión corresponde a la Consejería Cultura de la Junta de Andalucía.
La ciudad intramuros alcanza las 76,5 hectáreas de propiedad pública. Consta de un recinto amurallado de 4 kilómetros en el que aún se conservan fortalezas y torreones defensivos. Domina un cruce de caminos que une el alto Guadalquivir con la meseta por el norte, el denominado Salto Castulonensis.
Destaca la importancia de esta urbe durante las II Guerras Púnicas que enfrentaron a romanos y cartagineses, uno de los momentos clave de la historia del Mediterráneo Occidental. Su conquista otorgaba el control sobre los recursos mineros de Sierra Morena. Pasó así a convertirse en la capital de la Oretania Ibérica, un municipio romano con derecho propio a acuñar moneda y, posteriormente, a albergar una sede episcopal en época bajo imperial.
Actualmente, las labores de excavación se están llevando a cabo de la mano del Proyecto de Investigación Arqueológica Forvm MMX, que ha centrado su trabajo en una serie de objetivos que abarcaran todas las fases ocupacionales del sitio arqueológico y aquellas zonas más importantes para la ciudad. La primera fase del proyecto ha consistido en localizar el foro de la ciudad romana de Cástulo como lugar de encuentro y núcleo fundamental de la vida y cotidianeidad de la civilización romana. La segunda fase ha permitido excavar la puerta norte, nexo de unión entre la modernidad y la antigüedad desde un punto de vista figurado.

La localización del oppidum ibérico (el más grande de la península ibérica); el puerto fluvial de Cástulo, citado en los textos clásicos y último puerto navegable del alto Guadalquivir como ejemplo práctico de cruce de caminos (nunca mejor representado por el comercio entre civilizaciones); el castillo de Santa Eufemia del siglo XIII, último baluarte en Cástulo y, finalmente, la investigación del templo de la muela como lugar de culto e influencia orientalizante intentando profundizar en las raíces religiosas que dan lugar a estos enclaves.
Forvm MMX ha sido la herramienta capaz de unificar todas las disciplinas necesarias para que una nueva ciudad renazca. Un resurgir no solo desde el punto de vista arqueológico, recuperando esa historia oculta en la tierra, sino social, ofreciendo un enfoque en el que se busca la implicación de la sociedad y la consecución de un proyecto sostenible.

Síguenos en Facebook o Twitter!

Detalle del mosaico de los Amores

Detalle del mosaico de los Amores (derechos de autor Forvm MMX). Para imágenes de alta resolución, haga clic aquí.


Un día en la vida de Lancaster Williams

Hola, me llamo Lancaster Williams y soy arqueólogo, supongo que como todos los que escriben aquí hoy. Mi historia es, sin embargo, un poco diferente. Yo soy el protagonista de una novela. ¡Vaya trabajo! Seguro que como yo no hay otro igual en todo el proyecto. Pero a pesar de todo, soy arqueólogo y mi rutina es muy parecida a la de muchos de mis compañeros, trabajando en la arqueología comercial.

Ahora mismo no estoy trabajando como arqueólogo sino como dependiente en una floristería… La historia es muy larga, pero os quería enseñar un video (en exclusiva) de los viejos tiempos.

 

Si os apetece conocerme a mi (y mi historia) mejor, visitar mi blog.

 PortadaFINAL

Mi primer #dayofarch desde dentro (Parte III)

Ahora es cuando empieza el estrés. Todo el mundo escribiendo de golpe y yo montando un video para otro post…

17:00-18:00

Ni me he enterado de esta hora, editando entradas y tratando de abrir el iMovie para preparar un video que quiero usar esta tarde (sorpresa). El caso es que no me ha dado tiempo ni a beber un vaso de agua. Parece que la hora punta va llegando y con ella las conexiones en directo.

18:00-20:00

Conectan desde Carnota, parece que va lento, pero es mi conexión. Enseguida se oye bien. ¡Están hablando en inglés! Así se enteran los que les hayan escuchado… Me refiero a los compañeros de Castro Mallou (proyecto Torre dos Mouros). Voy a por un zumo, necesito azúcar. No se ha terminado la conexión y ya hace rato que no atiendo mientras intento comunicarme con el segundo directo y seguir editando mi video. Llegan las siete y conectamos con PAEJ desde la necrópolis de Peñaflor. Nos enseñan el yacimiento y nos presentan al equipo. Yo sigo con el oído en Infantes y la vista en Sheller Down II (ups, se me escapó).

Foto3

Llegan las 20:00 y me tengo que ir a cenar. He terminado el video y pronto tendré que escribir una entrada nueva…

20:00-22:00

Ceno, el móvil no deja de pitar. Nuevos mensajes, el whatsapp a tope. Y me entero de que he recibido una carta de S.M. la Reina. Hace unas semanas le envíe El Hallazgo por correo para que lo leyera. ¿Lo leerá? Igual me escribe en unos días diciendo que le ha gustado. Voy a llamar a Lancaster Williams a ver qué opina él.

Un día de campo (Colombia)

PROYECTO DE TESIS DE PREGRADO

Manuel Lozano Varela (Universidad de Externado)

Análisis de subsistencia y selección de recursos en Punta de Pájaro, un posible yacimiento del Formativo temprano: Ciénaga de Guájaro, Atlántico

Faltan 10 minutos para las 6:00 am, despierto en una hamaca y pienso al igual que días 1anteriores que soy privilegiado al poder estar viviendo un sueño y aún más que este sea mi futuro, ya que es la profesión que escogí. No soy médico, ni arquitecto, ni piloto de Fórmula Uno, ni futbolista del Liverpool de Inglaterra, soy Arqueólogo y aunque el 90% de las personas que he tratado en mi vida no supieran que significaba ser arqueólogo de mi boca lograron enterarse que soy feliz, que viajo todos los días sin tener máquina del tiempo a lugares que habitó el hombre en diversas temporalidades.

Retornando a la primera línea de este escrito y la hamaca, me encuentro a más o menos 1000 km de Bogotá, la capital de Colombia, y un tanto más de mi hogar. Llevo 20 días viviendo en una población de pescadores (Aguada de Pablo – Departamento del Atlántico, Colombia) e intento arrancarle algunas verdades a un suelo lleno de arena y cantos rodados, sobre todo quiero saber qué animales hacían parte de las dieta de grupos humanos hace más o menos 5000 años, saber sobre preferencias de consumo y los hábitats que estaban siendo visitados para capturar las presas. Hasta el momento intuyo que eran hábitats de Ciénaga, Bosques de Galería, zonas de Sabana con un clima semi húmedo y una temperatura promedio de 35°C, que hacia el mediodía se eleva a los 40°C.

2

6:15, después de algunas meditaciones y la habitual pereza de las mañanas me dirijo hacia mi ducha, que se compone de dos cubetas llenas de agua y una taza, tengo todo el patio para bañarme y creo que nunca me había sentido tan libre. Después del primer refrescante baño del día me visto, recojo mi equipo y me dirijo a desayunar. Me doy el lujo de desayunar con pescado que no lleva más de un par de horas fuera del agua y su sabor es inigualable, en ningún restaurante de donde vivo he probado mejor pescado. Con la primer comida del día en mi estómago y saliendo de la casa de la familia de Dayro, quien es mi maño derecha y un nativo del pueblo con amplia experiencia en diferentes proyectos arqueológicos en la zona, comienza en verdad la jornada de trabajo. Estamos a más o menos 20 min, lo que serían kilómetro y medio del sitio arqueológico Punta de Pájaro, razón por  la cual estoy tan feliz y tan lejos de casa. No caminamos solos, nos acompañan Luis Fernando, Mauricio, Fabián y Nayith, un grupo de amigos bastante peculiar y el cual me adoptó muy amistosamente a mi llegada. Además de ser buena compañía son excelentes buscando huesos en el cernidor y por ello son las nuevas contrataciones de mi primer equipo de trabajo en campo. No pude haber obtenido mejores amigos y compañeros para un largo día.

3

La mañana transcurre entre vallenatos, risas, fragmentos de cerámica, algunas lascas y abundantes restos de fauna, entre la que identifico de manera preliminar, gran cantidad de peces, dos especies de tortuga, roedores y posiblemente venados. A escasos metros se ve pasar también la jornada de trabajo de los pescadores de la zona, se mueven al ritmo del viento con sus velas hinchadas y con algún botín expresado en unos cuantos kilos de buen pescado. Al verlos navegar hábilmente y poner sus trampas imagino que las personas que habitaron el lugar que excavo seguramente no tenían un día muy diferente, y que los peces al ser un recurso constante serian bastante importantes. Aun con todos los cambios en el entorno, la pérdida del bosque y la contaminación actual,  la vista, la brisa y el alimento debieron ser las condiciones más afables para vivir y para el favorable desarrollo de las relaciones sociales.

Seis horas han transcurrido desde mi despertar, entre algunas divagaciones, observaciones y buena música caribeña, el estómago comienza a rugir como un león. 20 días almorzando exactamente al medio día crean hábito o lo crean. Se hace el break del almuerzo el cual se encuentra caliente ya que Diógenes, el hermano de Dayro, o algunas veces Rafa, integrante del grupo de amigos, lo ha traído en moto hace pocos minutos. Se empiezan a ver algunas nubes en el horizonte amenazando con hacer del final de la tarde una experiencia bastante húmeda, y aunque en días anteriores descansábamos más de una hora en el almuerzo, ahora con el tiempo respirando sobre mi nuca no son más de 20 minutos. Los muchachos no hacen caso de las nubes y siguen mi ritmo ya que se  ha creado más que un vínculo laboral, uno personal, y me ayudan a poder cumplir mi meta.

No me quedan más de 10 días de trabajo, al bajar centímetro tras centímetro el material comienza a escasear, aparecen algunas cuentas de collar que hacen del día más productivo y más particular para los muchachos.

Ellos muchas veces no entendían que el tesoro para mí en esa excavación estaba representado por cada hueso sin importar el tamaño, y no en algún metal precioso. Ante cada hallazgo de un fragmento cerámico con la representación de un animal, un fragmento considerable de caparazón de tortuga o una mandíbula de roedor me deleito escuchando las explicaciones de mi equipo de trabajo, y siento que a pesar de no estar generando miles de empleos o presentando el proyecto ante multitudes, creo conciencia, llego de cierta manera a las personas y las empapo del deseo de buscar una explicación de la eterna relación del hombre con la naturaleza.

4

Pastores y montañas. Leyendo obras de etnografía de la trashumancia del Pirineo

David Garcia Casas

Toulouse, dia 26 de julio 19:00 horas Maison de la Recherche, Universite de Toulouse II le Mirail, el calor es importante, a esta hora se están yendo los últimos becarios muy probablemente a disfrutar de un rato de fresco cerca del rio Garona, yo hare lo mismo cuando acabe estas líneas. Pero… ¿qué hace un sabadellense ahí? Largo de explicar pero lo intentaremos…

Actualmente tengo una beca de estancia breve predoctoral AIRE-CTP. Investigo las obras de etnógrafos que se acercaron al mundo de los pastores. Intento entender cómo funcionaba la ganadería tradicional y los diferentes tipos de ganadería que había, luego los compararé con la arqueología, lo que nos ha quedado de ellos para ver si encajan o no encajan con los restos materiales que hemos encontrado. Los yacimientos que descubrimos en prospección en el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici (Lérida).  Intento investigar la historia humana de la montaña.

Aquí en Toulouse hay también un grupo que se dedica al estudio del pastoralismo de montaña en el Pirineo, y otro en Pau, también en la vertiente francesa, en el país vasco del estado francés también llamado Iparralde. En Catalunya también hay otro grupo que ha investigado en Andorra y en Nuria, lentamente la historia de esas montañas va saliendo a la luz. Tal y como la arqueología gana terreno, se van desmintiendo ciertos mitos que pesaron durante años para explicar la historia de las montañas, mitos como “frontera natural” o “región arcaica” van quedando desmontados por el peso de la evidencia científica.

Desde el despacho de al lado se ve el Pirineo, en su cara norte, desde el balcón del piso de mis padres en Sabadell se ve también el Pirineo, en su cara sur. Tengo ganas de volver a esas montañas, por trabajo, por excursión… o mejor, primero por trabajo y más tarde por excursión, antes de que acabe el verano.

 

Foto propiedad de Oriol Clavera http://oriolphoto.wordpress.com/2012/10/15/el-machupichu-del-pirineu/

Foto propiedad de Oriol Clavera http://oriolphoto.wordpress.com/2012/10/15/el-machupichu-del-pirineu/

Buscando los restos arqueológicos de la gente que pobló las montañas.